Integrar para innovar

Cocina, palabra que es verbo y es sustantivo, es acción y es lugar. Cuántos procesos y cuántos momentos se desarrollan en el espacio cocina, interactuando con artefactos, vajillas, alimentos, energías y sobre todo, sabores.

Y así como el secreto de una buena comida está en la combinación de sabores, el secreto de una buena cocina radica en la equilibrada combinación de espacios, iluminación, artefactos y muebles.

Como diseñador industrial que diariamente me encuentro desarrollando productos vinculados al mobiliario, me es grato detectar productos nacionales con una alta carga de diseño, es decir, pensados desde el uso, la estética, las tecnologías y los costos. Y más me sorprende, si el producto del que hablamos ocupa un lugar anónimo y sin muchas pretensiones como la pileta de cocina. ¿cuánto puede facilitar o entorpecer en las tareas de preparar una comida o lavar los platos la ubicación y las prestaciones de un pileta de cocina?

Esta pregunta es la que seguramente se hicieron en el departamento de Desarrollo de Producto de Johnson Aceros, que bajo la dirección del Arq. Pablo Carrere, vienen creando productos innovadores que a paso firme mejoran los usos y explotan al máximo las capacidades tecnológicas. Entre sus últimos desarrollos se destaca la pileta para cocina Quadra Max, presentada al mercado en el año 2012, precedida de varios años de desarrollo.

Simple y modular

Lo primero que llama la atención es su amplitud (38 litros), sus esquinas redondeadas mínimamente y la sopapa de desagüe de formato cuadrado. Estos detalles le brindan al conjunto un aspecto “cuadrangular” que la sintoniza perfectamente con la estética de los amoblamientos de cocina vigentes. Pero debo decir, esta no es su virtud más importante. En donde realmente toma valor su amplitud y su forma cuadrangular es en la transformabilidad y versatilidad que posibilita, y que paso a enumerar:

  • Por la ausencia de un divisorio central, la pileta permite una amplia libertad de movimiento a la persona que allí realice las tareas.
  • A partir del monovolumen de una pileta simple y de dimensiones importantes se puede convertir en una pileta doble con el uso de una pileta accesoria que se aplica sobre el perímetro de la principal. O se puede prolongar la superficie de la mesada por encima de la pileta utilizando una tabla de material antibacteriano accesoria que cubre parte de la pileta.
  • A la hora de lavar los platos, se puede colocar una rejilla accesoria para escurrir vajilla. Hay que recalcar la simpleza y modularidad con la que se encastran los accesorios entre sí, permitiendo minimizar las  superficies que ocupan para el uso en simultáneo.

bacha01

 Cuando fluye la tecnología

Como se evidencia, se han contemplado y solucionado eficientemente las prestaciones que habitualmente se le requieren a una pileta de cocina. Tecnológicamente esto ha sido posible ya que al tradicional proceso de embutido de chapa, se le ha sumado el diseño y ensayo asistido por computadora, y el desarrollo de matrices con tecnología CNC (centros de control numérico) que permiten explotar al máximo la tecnología de embutido de chapa, posibilitando el logro de atributos y formas imposibles de alcanzar tiempo atrás. Es aquí en donde se percibe el trabajo integrado y prolongado de diferentes áreas de la empresa como la de desarrollo de producto, comercialización, ingeniería y matricería, realizando análisis de factibilidad constantemente, fundamentales en la instancia de desarrollo.

Por otra parte, hay que destacar que para optimizar las prestaciones se acudió a la tecnología de la inyección de plástico para los accesorios. Esto es posible ya que la escala productiva la justifica.

 Para grandes y pequeños espacios

Y esta alta escala productiva es posible por la versatilidad de la pileta de cocina que permite su colocación en diversas tipologías de viviendas:

  • Es adecuada para pequeños departamentos ya que las tablas antibacterianas prologan la superficie de la mesada, y el uso del escurridor de plato sobre la pileta libera espacio a la mesada.
  • Es adecuada para cocinas amplias y funcionales ya que optimiza el uso de espacios y prestaciones.

Todo ello hace que el mercado de este producto sea muy amplio, beneficioso para la empresa y desafiante a la hora de la comunicación. Sin un correcto apalancamiento comunicativo, que contemple publicidades para los diversos clientes como así también capacitaciones a las líneas de ventas, la publicación de catálogos, entre otras estrategias, esta innovadora pileta de cocina no hubiera alcanzado el reconocimiento que posee en la actualidad.

Combinar conocimientos, combinar sabores.

En síntesis, luego de haber analizado este producto, una vez más se corrobora que así como en una buena comida el secreto está en la combinación de sabores; un producto exitoso surge de la combinación de la comprensión de las necesidades de los usuarios, de la integración de los conocimientos de las diversas áreas de la empresa, y de la integración de diversas tecnologías productivas. Buen provecho.

D.I. Marcelo Federico

bacha03

Nota Publicada en Revista Ambientar Nº15 – Noviembre 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *