Déjame ver tu sitio web y te diré quién eres!

La página web es un recurso que, no sólo da presencia online, sino que también aporta prestigio, seriedad y una imagen más profesional, brindando mayor confianza al cliente.


El tráfico de un sitio web, es decir el número de visitantes, es importante porque representa la cantidad de oportunidades que una empresa tiene para compartir su marca, para dar una buena impresión y para construir una relación.

Según informes elaborados por reconocidas agencias de marketing internacional, el sitio web como recurso no está en desuso, pero es necesario tener en cuenta ciertos comportamientos de los usuarios para que esta herramienta no se nos vuelva en contra:

En el mundo digital, es un verdadero desafío mantener la atención de la audiencia.

Para lograr un sitio web productivo y que resulte verdaderamente estratégico, es necesario llevar a cabo un proceso que permita establecer criterios de diseño en donde la empresa, más que una oferta, traslade a los visitantes una propuesta de valor que la diferencia y que la haga atractiva. Debe proponer una experiencia que capte la atención de sus nuevos (y actuales) visitantes inmediatamente y que trasmita con claridad el mensaje que tiene para darle.

El usuario más en el centro que nunca.

Pensar el diseño, contenido e interacción de nuestro sitio web desde adentro de la empresa hacia afuera, es uno de los errores más concurrentes.
Por lo general pensamos que lo que estamos mostrando en la web es lo que el cliente (o potencial cliente) necesita saber. Ahora bien, ¿nos preguntamos si lo que queremos mostrarle es lo que realmente le interesa?


Definir los perfiles de usuarios a quienes nuestro sitio web le será útil, es el punto de partida para repensar este importante canal de comunicación.
Clientes, potenciales clientes, decisores de compra, “recomendadores” de compra, usuarios de nuestros productos, personal de la misma empresa: interno, como vendedores; y  externos como representantes, distribuidores y servicio técnico, entre otros.


Todos estos perfiles, necesitarán contenido específico, que considerando que pueden convivir en un mismo sitio, debe ser planificado minuciosamente para no confundir al usuario.



En Dovis&Federico, trabajamos con una metodología propia, que nos permite analizar y crear sitios web con recursos estratégicos. Algunos elementos que se consideran con foco en el éxito de nuestro trabajo son:

Elementos gráficos: titulares, textos, disposición, colores, imágenes.
Elementos textuales: contenido, comprensión, claridad, síntesis, argumento, confiabilidad.
Elementos técnicos: velocidad de carga, adaptación a distintos dispositivos, funcionamiento de enlaces, descarga de documentos.
Otros elementos considerados: riqueza de recursos utilizados, presencia de elementos atractivos, interacción con usuarios, retroalimentación.

Como ejemplo podemos mencionar el trabajo que realizamos para actualizar el sitio web de la empresa INGEMED con quien trabajamos desde 2015 en el desarrollo de sus productos y su comunicación estratégica.

Esperamos que la nota haya resultado de utilidad.

Saludos.
Equipo DF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *